Por Greg Aldrich, PhD – Publicado: 28 de junio de 2.021

La obesidad canina ha alcanzado proporciones epidémicas y está claro que un factor que contribuye tiene que ver con la estrecha relación que tenemos con nuestros perros.

Los perros juegan un papel importante en la vida de muchas personas. Ayudan a reducir la ansiedad y el estrés de sus seres humanos, e incluso motivan a sus dueños a hacer ejercicio. Por supuesto, son adorables y siempre están dispuestos a escuchar. Se ha observado ampliamente que muchos Millennials optan por tener mascotas en lugar de hijos, y durante mucho tiempo ha sido una tendencia que las parejas tengan un perro para el primer miembro de la familia compartida antes de hacer el gran compromiso de ser padres. Y muchos nidos vacíos llenan el vacío con un perro.

Desafortunadamente, las personas pueden demostrar su afecto al sobrealimentar a sus perros. En las últimas dos décadas, ha habido un aumento dramático en las tasas de obesidad entre la población de mascotas; más del 50% de los perros en los EE. UU. tienen sobrepeso o son obesos.

Los problemas con la obesidad incluyen la tendencia a desarrollar enfermedades metabólicas como la diabetes, el aumento de las lesiones en las articulaciones envejecidas que resultan en osteoartritis y otros problemas de salud relacionados con la inflamación. Lamentablemente, esto reduce la esperanza de vida de los perros.

Como proyecto para su pasantía de verano de pregrado en la Universidad Estatal de Kansas, Alyssa Perry, de la Universidad A&M de Prairie View (Texas), decidió examinar la relación perro / dueño, específicamente, el efecto del comportamiento de los perros en sus humanos, y si podría tener algo que ver con la sobrealimentación.

Más información en:
https://www.wholedogjournal.com/food/foodforthoughtcanineobesity/?MailingID=1290&st=email&sc=WIR20210815WeightAndFitnessHandbook&utm_source=ActiveCampaign&utm_medium=email&utm_content=Is+Overfeeding+the+Owners++or+Dogs++Fault%3F&utm_campaign=WIR20210815-WeightAndFitnessHandbook