La Tuberculosis (TB) no es una enfermedad nueva, pero se ha descuidado durante mucho tiempo. El momento es adecuado para un audaz, y concertado esfuerzo para finalmente abordar el impacto de la infección por Mycobacterium bovis en la salud y el bienestar de personas y animales.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas han sentado las bases para una acción inclusiva y multidisciplinaria, enfoques para mejorar la salud en todo el mundo para el año 2030. Uno de los objetivos principales es terminar con la Epidemia de Tuberculosis. En 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió la Estrategia para acabar con la Tuberculosis como un ambicioso marco para poner fin a la epidemia en 2030.

Esto requiere el diagnóstico y tratamiento de cada persona con TB. Los pacientes con Tuberculosis zoonótica deben incluirse si se quieren alcanzar los objetivos propuestos.

Mas información en: http://www.oie.int/fileadmin/Home/eng/Our_scientific_expertise/docs/pdf/Tuberculosis/Roadmap_zoonotic_TB.pdf